¿Qué hacer si eres víctima de phishing?

Para dar respuesta a ésta y otras preguntas, los investigadores de la empresa de seguridad Imperva desarrollaron un programa con 90 cuentas online personales «falsas».  Una vez que las cuentas estuvieron activas, Imperva llevó a cabo distintas técnicas para llamar la atención de los ciberdelincuentes con el objetivo de rastrear sus actividades durante los siguientes nueve meses.

El informe de Imperva desvelaba detalles sobre las técnicas y comportamientos de los hackers, incluyendo cuánto tiempo pasa desde que realizan el phishing hasta que acceden a la información de la víctima, qué busca el ciberdelincuente en la cuenta hackeada, qué señuelos llaman su atención y qué prácticas de seguridad emplean para esconder su rastro.

Algunos de los datos más llamativos del informe son, por ejemplo, el hecho de que los hackers buscan información relacionada con los negocios. De hecho, el 25% de los phishers leyeron emails en cuyos asuntos se mencionaban las palabras «datos financieros«, «base de datos de clientes» o «contacto de proveedor».

Más del 50% de las cuentas sufrieron accesos al menos 24 horas después de que los hackers se hicieran con sus credenciales. Asimismo, los ciberatacantes accedieron en la mayoría de los casos de manera manual y no usando herramientas automáticas. En un 74% de las incidencias, las primeras alertas sucedieron en los siguientes 3 minutos después que que el hacker accediera a la cuenta, lo que indica que el hacker accedió a los «documentos-cebo» mientras exploraba la bandeja de entrada de la víctima.

Menos de las mitad de las falsas credenciales a las que los hackers accedieron fueron utilizadas, el estudio explique que posiblemente los hackers tienen acceso a tanta información que no cuenten con el tiempo suficiente para explorarla.

Además de los intentos de obtener información sensible de las cuentas hackeadas (la mayor parte de ella compuesta por contraseñas y números de tarjetas de crédito) los atacantes usaron estas cuentas para varias cosass: difundir campañas de phishing, scams relacioados con herencias, robo de contactos, peticiones de créditos y difusión de malware.

Las estafas email del «principe nigeriano» el año pasado recaudó más de 700.000 dólares

Las estafa del correo electrónico del «príncipe nigeriano» es uno de los fraudes de Internet más antiguos. Estos ataques empiezan con un email de alguien en el extranjero que es de la realeza. Los ciberdelincuentes dan la oportunidad de inversión. Les piden el número de cuenta bancaria para que puedan realizar las transferencias y es ahí cuando, los ciberdeliencuentes, ya tienen la puerta abierta para entrar a atacar.

Los estadounidenses perdieron $ 703,000 el año pasado debido a este tipo de fraudes, según un informe de ADT Security Services

¿Cómo saber si eres víctima de phishing?

Si descubres que has sido objeto de un ciberataque del tipo phishing en un lapso relativamente corto de tiempo, puedes intentar minimizar el daño accediendo a tu cuenta (si es posible) para expulsar al hacker de la misma: cambia la contraseña y comprueba si el atacante ha cambiado cualquiera de las settings o configuraciones de tu cuenta para asegurarse de seguir teniendo acceso a la misma en caso de que modificaras la contraseña. Revisar por ejemplo si ha indicado una dirección secundaria de recuperación de contraseña, reenvío de emails a otra dirección, etc.

Si no tienes la seguridad completa respecto a si el atacante ha accedido a tu cuenta, puedes comprobar estas tres señales para cerciorarte:

1. Presencia de notificaciones del tipo «Nuevo aviso de inicio de sesión» en la «Papelera». Sólo el 2% de los atacantes, según el informe,  borró de manera permanente el email con la alerta de nuevo inicio de sesión.

2. Si tu proveedor de correo electrónico ofrece un registro de actividad, compruébalo para ver si se han realizado acciones repetidas para marcar los mensajes como «no leídos».

3.Comprueba la carpeta de mensajes enviados para determinar si hay algún mensaje que te llama la atención. También revisa la «papelera» para descubrir notificaciones de «delivery failure». Durante el tiempo que duró la investigación de Imperva, solo el 13% de los atacantes borraron de manera permanente este tipo de mensajes.

¡No quiero ser víctima de phishing!

Nosotros queremos poner nuestro granito de arena e intentar ayudarte para que, en la medida de lo posible, no seas víctima de phishing.

Aquí te dejamos un juego el cual está compuesto por cinco casos reales más cinco preguntas en las que tendrás que responder si se trata de un caso de phishing o de un caso legítimo.

¿Sabrías identificar si has sido víctima de un ciberataque de phishing? ¿Has proporcionado tu información privada a un delincuente? ¿Sabes si te han suplantado la identidad?

Regresar a Noticias